Algunos antecedentes a la Transformación Digital

A partir del año 2000 entramos en una nueva era, la Globalización 3.0, el recién hallado poder de los individuos para colaborar y competir a escala global. Y la palanca que está posibilitando que individuos y grupos se globalicen con tanta facilidad son los programas informáticos (toda clase de aplicaciones nuevas) unidos a la creación de una red global de fibra óptica que nos ha puesto a todos, puerta con puerta.

Hoy el individuo debe, y puede, preguntar: ¿dónde encajo yo en la competencia y en las oportunidades de mi tiempo? ¿Y cómo puedo yo solito colaborar con otros individuos a escala global?

Si bien este aumento de la capacidad individual de actuar a escala global es el rasgo más importante de la Globalización 3.0, también las empresas, tanto grandes como pequeñas, han visto aumentar sus posibilidades.

En ese orden de ideas, podríamos decir que la transformación digital es cuando tomamos tres elementos: tecnología, negocios y seres humanos y los combinamos para alcanzar el máximo potencial.

 

¿Cómo cambian los negocios con las nuevas tecnologías?

Digamos que usted es el CEO de su empresa, en su tiempo libre se descarga aplicaciones en su Smartphone con las que puede comunicarse con sus amigos y conocidos, comprar productos que necesita y consultar información a través de Internet.

Pero lo cierto es que su negocio no funciona tan bien como su teléfono, su empresa no tiene herramientas digitales que simplifiquen su trabajo, la tecnología que utilizan es antigua y está casi obsoleta y todavía no tiene una estrategia clara para modernizar su modelo de negocio.

Además, su empresa no tiene un sistema para comunicarse con sus clientes, no utilizan las redes sociales y tampoco tienen claro para qué podrían servirles.

Definitivamente necesita un cambio, es hora de que aprenda en qué consiste la verdadera transformación digital, de lo contrario su empresa no podrá llegar al nivel de las modernas start-ups que ya han nacido con un modelo de negocio digital.

Para que su empresa pueda ser más competitiva debe mejorar su departamento de TI, sin que eso suponga una carga económica demasiado grande.

Seguramente usted quiere aprovechar el tiempo y el dinero invertido en su actual departamento de TI, así que tendrá que adaptarlo y digitalizarlo. Decide que la solución es utilizar lo mejor del modelo tradicional y evolucionar hacia un nuevo modelo digital.

Para entrar en la nueva era digital, usted decide explotar las oportunidades que ofrecen el Open Data, la tecnología Cloud y el Internet of Things (IoT), de esta forma su empresa podrá utilizar los datos y la analítica que genera para tomar decisiones y ejecutarlas en tiempo real.

Gracias a la transformación digital usted puede aprovechar las nuevas oportunidades que se presentan y buscar nuevas formas de llegar hasta sus clientes.

Ahora su empresa es más competitiva y puede controlar su negocio de una forma más ágil y colaborativa.

 

Los retos de la transformación digital

Adaptarse difiere mucho de transformarse, es diferente ser controlador de la tecnología que ser controlado por ésta.

El reto de la transformación digital o digital business es ir de la mano con el negocio y con la tecnología.

Por ejemplo: algunas tiendas de New Balance ponen a disposición de sus clientes una impresora 3D para poder construir en la propia tienda partes personalizadas de sus zapatillas, lo que da el poder al cliente de crear y personalizar sus zapatos deportivos.

¿Acaso esa tienda desde ese momento no se está convirtiendo en fabricante a medida o de series cortas de un producto? Y lo que puede ser más revolucionario, ¿No está el consumidor convirtiéndose en el diseñador del producto?

¿Tardará mucho alguna tienda deportiva en venderme un par de zapatos, cobrármelos y sustituírmelos basándose en la medición de los kilómetros que recorro? En la práctica, este sería otro ejemplo de transformación digital del negocio utilizando la tecnología, pero su fin no es automatizar procesos, sino usarla para crear nuevos espacios de oportunidad de negocio.

 

La transformación digital del Estado también ha empezado.

Los organismos estatales pueden brindar mejores servicios al ciudadano. La transformación digital del Estado no es solo una manera de que aquellos que trabajen en el Estado lo hagan mejor, sino que también es la forma en que se pueden acercar al ciudadano, y colocarlo en el centro de sus actividades transformadoras. Si el Estado está cambiando, lo está haciendo para mejorar la satisfacción del ciudadano.

El gobierno digital debe ser diseñado y operado para aprovechar los datos digitales y optimizar, transformar y crear servicios gubernamentales.

Y aquí vale hacer una precisión, en inglés existen dos conceptos importantes: uno es el de la digitización que, en buena cuenta, es pasar de lo analógico a lo digital, la creación de información y la automatización de los procesos existentes. Y otro concepto distinto es la digitalización, que es el proceso de convertirse en un gobierno digital que transforme el negocio.

Lamentablemente, no existe en el castellano dos palabras que puedan reproducir fielmente estos dos conceptos separados, en ambos casos hablamos de ‘digitalización’, pero valga la diferenciación para reconocer que lo que se busca hacer con el gobierno es lo segundo, la digitalización, y no simplemente una digitización.

Ciertamente, hay que escoger y para hacerlo hay que tomar en consideración si el momento es el adecuado para cada uno de los escenarios.

Se recomienda fijarse en tres variables: la cultura, la regulación y la tecnología. Con estos tres elementos uno puede determinar qué tanto cambio se necesita; es decir, si se va a pasar por una habilitación digital, una optimización digital o una transformación digital.

Otro elemento importante es conocer la experiencia del cliente, en este caso del ciudadano.

Una cosa es evidente: Los ciudadanos conectados de la actualidad esperan un servicio 100% digital. Entonces, lo que uno puede hacer es construir los llamados mapas del viaje del cliente. El mapa debe responder a las preguntas de ¿quién? y ¿por qué? (Detalles de las personas: quiénes son, qué quieren y por qué les preocupa), ¿Cómo? (departamentos, procesos y sistemas), ¿Cuándo? (etapas, puntos de contacto y percepciones) y ¿Qué? (las metas, necesidades y expectativas de los consumidores – ciudadanos).

Finalmente, se recomienda que todas estas acciones sean medidas. ¿Por qué? Para ahorrar dinero, mostrar resultados, mejorar las eficiencias, reducir las tasas de error, mostrar el progreso de las iniciativas y capturar la experiencia del usuario.

En conclusión, Podríamos decir que la trasformación digital es un profundo cambio cultural, la transición entre la comunicación analógica y unidireccional a la digital y omnidireccional, quizá una nueva forma de relacionarse.

Recientemente Bill Gates escribió una carta en la que más o menos nos dice: “Tuve la suerte de estar en mis 20 años cuando la revolución digital se estaba poniendo en marcha y Paul Allen y yo tuvimos la oportunidad de ayudar a darle forma. (Lo que explica mi falta de un título universitario. Salí de la escuela porque temíamos que la revolución pasara sin nosotros.)

No pretendo que nadie abandone la universidad, al contrario… Sin embargo, usted, estimado lector, ¿cuánto esperará para decidirse a subir al tren de la transformación digital?

 

Fuentes:

http://www.comerzzia.com/portal/retail-snapshot/-/asset_publisher/PpnurZgEpY05/content/transformacion-digital-%C2%BFotra-moda-por-javier-rubio-consejero-delegado-en-comerzzia-

https://www.gatesnotes.com/About-Bill-Gates/Dear-Class-of-2017

¿Qué es la transformación digital?

 

Transformación Digital: moderniza tu empresa (María)

 

https://cioperu.pe/articulo/24080/la-transformacion-digital-del-estado/?p=2